Blogia
Sostenibilidad & Mantenimiento/ Sustentability & Maintenance/ Sostenibilità & Manutenzione (S&/\/\)

LA ESENCIA DEL TPM

LA ESENCIA DEL TPM

Por Luis Felipe Sexto

LA SIGUIENTE fue la primera definición “oficial” del TPM publicada en 1971 por el JIPE, antecesor del Japanese Institute of Plant Maintenance (JIPM), para desplegar la versión TPM originalmente desarrollada en Nippon Denso.   

El TPM se orienta a maximizar la eficacia del equipo (mejorar la eficiencia global) estableciendo un sistema de mantenimiento productivo de alcance amplio que cubre la vida entera del equipo, involucrando todas las áreas relacionadas con el equipo (planificación, producción, mantenimiento, etc.), con la participación de todos los empleados desde la alta dirección hasta los operarios, para promover el mantenimiento productivo a través de la gestión de la motivación, o actividades de pequeños grupos voluntarios.

Esta es una definición de TPM orientada específicamente a las áreas de producción. Sin embargo, el TPM al ir cubriendo progresivamente otras áreas diferentes a producción y al ser aplicado a una mayor escala en corporaciones, el JIPM vio la necesidad de desarrollar una nueva visión de lo que debería ser el TPM. La siguiente definición fue propuesta en 1989 como “Company-Wide TPM” o TPM de amplia cobertura, ver los criterios del TPM Awards   

El TPM se orienta a crear un sistema corporativo que maximiza la eficiencia de todo el sistema productivo, estableciendo un sistema que previene las pérdidas en todas las operaciones de la empresa. Esto incluye “cero accidentes, cero defectos y cero fallos” en todo el ciclo de vida del sistema productivo. Se aplica en todos los sectores, incluyendo producción, desarrollo y departamentos administrativos. Se apoya en la participación de todos los integrantes de la empresa, desde la alta dirección hasta los niveles operativos. La obtención de cero pérdidas se logra a través del trabajo de pequeños equipos.        

Visión general del funcionamiento del TPM

La puesta en marcha del TPM implica tomar una serie de medidas directivas para crear el espacio necesario para su desarrollo. Antes de iniciar las acciones operativas y técnicas del TPM relacionadas con la mejora de la productividad, la dirección debe tomar decisiones sobre cómo estructurarse para el TPM, realizar un diagnóstico de las pérdidas en la empresa, establecer políticas, objetivos, diseñar planes para el desarrollo ordenado, formación, planes de reconocimiento, estrategias de promoción, etc.

 

La práctica del TPM se inicia con la valoración de las pérdidas que impiden lograr mejores resultados de los sistemas productivos. Son 16 las pérdidas que impiden la eficiencia global del sistema productivo. Ocho están relacionadas con las pérdidas de eficiencia del equipo (averías, cambios, ajustes, puestas en marcha, pérdida de velocidad, defectos, paradas menores, pérdida por parada planificada). Cinco pérdidas impiden la eficiencia del trabajo de las personas (dirección, movimientos, organización de las líneas de producción, pérdidas resultantes al automatizar, medidas y ajustes). Tres pérdidas adicionales impiden el uso pleno de los recursos de producción (pérdida por desperdicio de materiales, pérdidas de energía y pérdida de moldes, herramientas, cuchillas, etc). Una vez valoradas las pérdidas, se preparan gráficos o tablas para poder conocer la evolución de estos parámetros.

 Para poder actuar sobre estas pérdidas, el Instituto Japonés de Mantenimiento de Plantas (JIPM) ha desarrollado ocho pilares como estrategias específicas. Esta actuación puede tener los siguientes efectos progresivos:

  • Eliminar las pérdidas.
  • Prevenir que vuelvan a aparecer.
  • Innovar o transformar radicalmente el sistema productivo.
  • Crecimiento de las personas.
  • Transformación de la empresa.

Cada uno de los pilares cumple una función específica, es liderado por responsables de diferentes áreas de la empresa, permiten involucrar a todos los empleados, poseen una metodología específica y mantienen una coherencia de actuación entre pilares. Los pilares que una empresa puede implantar dependen de las características de la fábrica, grado de desarrollo tecnológico, estado del equipo, nivel de formación del personal, grado de implicación de la dirección superior de la empresa.    

 El subtítulo “La esencia del TPM” ha sido tomado y editado, aprovechando la amplitud y claridad del enfoque,de un trabajo de Ishiro Kuratomi, titulado La esencia del TPM.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres